Detectando conflictos recurrentes

Los conflictos permanentes

Es imposible entender una relación si no has visto a una pareja discutir, amarse y dormir junta. … Discutir, amar y dormir…  Albert Espinosa

Algunos sicólogos clasifican los conflictos en dos categorías, los que pueden ser resueltos -pasajeros- y los permanentes, estos últimos son mayoría en las consultas de los psicólogos, porque son los que más desgastan una relación.

La existencia de conflictos que se repiten en una pareja responde a que personas distintas en caracteres, historia familiar, vivencias, etc., un día deciden compartir la vida y lo esperable es que aparezcan detalles que habitualmente molesten.

Los conflictos permanentes son los que se repiten sin encontrar una solución conveniente y se pueden presentar con problemas pequeños, complejos, graves o simples.

Por ejemplo:

  1. Ella quiere un hijo y él señala no estar preparado y no sabe cuándo lo estará.
  2. Él quiere tener sexo con más frecuencia que ella.
  3. Uno trabaja menos en la casa y el otro exige, lo cual le molesta.
  4. Él quiere gastar en salir a comer y ella prefiere ahorrar para imprevistos.
  5. Ella cree que él es demasiado exigente con su hijo, pero él piensa que es la educación adecuada.
  6. Él asiste a reuniones politicas que ella no comparte y le gustaría usar el tiempo en algo juntos.
  7. Ella dice que él maneja rápido y frena brusco, el otro no acepta criticas.
  8. El y Ella tienen hábitos de orden diferentes y las discusiones han ido creciendo.

A pesar de los conflictos repetitivos, hay muchas parejas felizmente unidas, porque encontraron una forma de manejar estos desencuentros, sin destruir la relación.

Estas parejas aceptan sus conflictos repetitivos, evitando quedar estancados en las dificultades, repitiendo una y otra vez conversaciones que no conducen a nada.  Saben que al no avanzar, se irán sintiendo cada vez más heridos, frustrados y rechazados por el otro.

En los próximos tres mensajes veremos como enfrentar estas diferencias aparentemente insalvables.

Para reflexionar responde la siguiente afirmación.

Detectando conflictos recurrentes

1.- Conozco las situaciones que gatillan los conflictos repetitivos y siempre me dispongo a desactivarlos, por ejemplo…

_________________________________________________________________________________________________________________

Recomendados en el tema

 

Considero a este artículo extraordinario, inspirador y esperanzador, aportando muchas luces sobre algunas peleas y discusiones eternas mas molestas que una piedra en el zapato.

1+

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *