Conversando del conflicto

Conversando del conflicto

Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores.  Winston Churchill

Luego de que tengas una opinión de cómo hacer frente a una situación conflictiva, corre a conversar.

Es sabido que los conflictos no resueltos o arrastrados se acumulan, se eternizan y puede atascar el desarrollo de una relación o a la larga transformarse en un gran resentimiento.  Son como una piedra en el zapato, que al principio molestan y luego provocan una herida.

Una pequeña situación que partió como sin importancia, con el tiempo puede amargar o, al menos, ir desgastando torpemente la relación amorosa.

Lo primero es vencer la propia flojera, porque ya conocemos el trance por el cual hay que pasar, pero el largo plazo justica el esfuerzo.

También hay casos en que el tema es conflictivo y para enfrentarlo se requiere valor y no nos atrevemos.  Precisamente esto es una clara señal de la urgencia de conversarlo.

El cómo conversar para alcanzar un feliz término del conflicto es algo que veremos en los próximos mensajes.

Te recomendamos leer los mensajes relativos a “Comunicación, cada vez más y mejor” muy útiles a la hora de conversar el conflicto.

Para reflexionar responde la siguiente afirmación.

Conversando del conflicto

1.- Me ha tocado vivir situaciones conflictivas que me dan flojera o no he tenido el valor de enfrentar, por ejemplo…

_________________________________________________________________________________________________________________

Recomendados en el tema

 

1+

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *